Como se ha venido exponiendo, la responsabilidad penal de las personas jurídicas es una realidad en México, concretamente a partir de la última reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales, donde se contempla que a las empresas se le puede iniciar una carpeta de investigación, vincularla a procedimiento y sentenciarla por algún hecho que la ley considere como delito.

Las normas legales que rigen en nuestro país se encuentran en constante trasformación y si de negocios hablamos, las normas que rigen a las empresas son todavía más variables. Lo que ha generado que al empresario les resulte complicado conocer que leyes le generan alguna nueva obligación, cómo se deberán cumplir las nuevas normas o en su caso, si los actos que realiza ahora son considerados ilegales.

Seguramente te enteraste que, a los pocos días de haber iniciado el nuevo Gobierno Federal, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó diversas denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, mejor conocido como Lavado de Dinero, pero estoy seguro que no sabías que esas denuncias podrían ser tu en contra.

Es preciso recordar o en caso de que aún no lo sepan hacer de su conocimiento que, el pasado 19 de julio de 2017 entró en operación el llamado “Sistema Nacional Anticorrupción” que es el mecanismo mediante el cual se crearon y reformaron diversas leyes e instituciones, para erradicar de fondo la plaga de la corrupción, de igual manera poder sancionar tanto a los servidores públicos como a los particulares.