Todos los contribuyentes sabemos que cualquier requerimiento por parte de las autoridades fiscales puede ocasionar diversos problemas tanto personalmente para el contribuyente como para su negocio, pero, lo que pocos contribuyentes saben, es que la principal causa, por la cual las autoridades fiscales pueden ejercitar sus facultades, inicia a partir de la declaración anual.

Como bien dice la frase “el tiempo no perdona” y aduciendo a ese dicho, también podemos decir que, con el tiempo hacienda tampoco perdona. Si bien, aún no culmina el plazo para presentar la Declaración Anual 2017 de las personas físicas, no está de más que tengas en cuenta cuales son las consecuencias si no llegas a presentar tu declaración.  

 


espadas