El Congreso de Puebla aprobó la desaparición del ayuntamiento de Tehuacán y la integración de un Concejo Municipal que se hará cargo del gobierno de esa ciudad, debido a que encontró 33 pruebas que materializaron violaciones al manejo de recursos públicos, usurpación de funciones, bloqueo de atribuciones entre los integrantes del cabildo y mala atención de los servicios públicos.