Los hallazgos de cadáveres envueltos en cobijas, en plástico o en algún otro material y además con huellas de violencia, se convirtieron en algo cotidiano en Puebla, situación que se refleja en las cifras oficiales, pues mientras que en 2012 hubo dos casos, en 2019 aumentaron a 101, lo que implica un crecimiento de 5 mil por ciento.

(Andrés Sánchez) Autoridades ministeriales realizaron esta mañana el levantamiento de cadáver de un hombre presuntamente ejecutado que fue hallado envuelto en plástico y en sábanas junto a un supuesto narcomensaje, en la Central de Abasto de Puebla.