Para evitar que la epidemia se convierta en una crisis de salud y económica para Puebla, el gobierno del estado implementará nuevas medidas para detener la rápida propagación del Covid-19, entre las que se encuentran la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en todo el estado, excepto de la venta por copeo en restaurantes, siempre acompañado de alimentos. Tampoco estará permitido el descorche.

Para evitar aglomeraciones, la Secretaría de Gobernación municipal dio seguimiento al permiso del Ayuntamiento para que se instalaran los vendedores de productos navideños del 1 de diciembre al 7 de enero de 2021, pero, según Ana, ni eso los ha ayudado, pues la gente solo acude al bazar a ver, pero no a comprar.