El Ministerio de Salud anunció que el número total de fallecidos por la enfermedad COVID-19 asciende a 12 y que los infectados son más de 3.000.

Las recientes víctimas fatales eran todos jubilados con condiciones médicas previas.

El Hospital Soroka de Beer Sheva anunció que un paciente de 93 años murió anoche horas después de haber sido diagnosticado positivamente con coronavirus.

El hombre tenía fiebre alta y dificultades respiratorias, además de varias condiciones médicas previas.

También una mujer de 76 años falleció anoche en el Hospital Wolfson de Holon debido a graves complicaciones.

El número total de contagiados por el coronavirus asciende a 3.035, 49 de ellos se encuentran en grave estado y 60 en condición moderada. Un total de 79 personas se han recuperado y el resto exhibe síntomas leves o se muestran asintomáticos.