El presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, expuso que durante el gobierno del exmandatario panista, Felipe Calderón, se realizó la compra de un rancho en Mazatlán, propiedad de un exgobernador, por la cantidad de 120 millones de dólares, algo que calificó como “una transa”.