De los 100 compromisos que asumió Andrés Manuel López Obrador en su primer día de Presidente, el tercero fue: "Se mantendrán las estancias infantiles de la antigua Secretaría de Desarrollo Social y se regularizarán los Cendis promovidos por el partido del Trabajo: ambos programas tendrán recursos garantizados en el presupuesto y pasarán a formar parte de las secretarías de Bienestar y de Educación Pública".

Los caudillos —de cualquier sesgo ideológico— cuando ejercen el poder suelen terminar en sátrapas. Los mesías, iluminados y redentores no gobiernan a seres libres, arrean manadas ovejunas, provocan calamidades y postergan el bien ser y bien estar de los pueblos.