Jiménez Lozano murió a sus 89 años de edad, marcando una vida desde la cual pareció siempre desafiar a los relojes y sus ritmos, pues comenzó a escribir ensayos con una juventud a cuestas que usualmente no permite producir ideas maduras; asimismo, ocupó la hoja en blanco para hacer poesía durante los inicios de su sexta década de existencia.

La figura del profesor se ha adaptado a las realidades de una sociedad siempre cambiante, según las urgencias históricas del momento. Así, los grandes maestros de la humanidad han sido, en principio profetas, moralizadores y ágrafos.

Durante el mes de marzo el Festival Internacional Cervantino pone en marcha una estrategia en Redes Sociales que se suma a la iniciativa de la Secretaría de Cultura, por la equidad de género, denominada Equitativa, para mostrar las aportaciones hechas por mujeres artistas a la vida cultural de México.

La Secretaría de Cultura invita a conocer el Pabellón de Lenguas Indígenas, Paisaje lingüístico de México, el cual se encuentra en la explanada de Molino del Rey, en el Complejo Cultural Los Pinos. Ahí, de manera gratuita, se podrá realizar un viaje por las lenguas indígenas del país, a través de 68 tableros, uno por cada lengua que se habla en territorio nacional, además, cada tablero tiene grabado un texto literario escrito en alguna de las 364 variantes lingüísticas nacionales.

Una excursionista que descansa junto a su bicicleta, como pintó Ramón Casas en 1896 en Descanso de los ciclistas ; una plenarista esbozando un paisaje, Mujer pintando firmada por Josep y Lluís Masriera -padre e hijo- en el mismo año, o el dibujo de Isidre Nonell de 1897 en el que una señora está leyendo un periódico en un parque fueron imágenes revolucionarias en su día que sacaron a la mujer del ámbito doméstico y la presentaron casi al mismo nivel que al hombre. “Son reflexiones de los artistas en un momento en que la mujer asume nuevos papeles en la sociedad, hasta entonces reservados a los hombres. Supuso el cambio sociológico más importante de todo el siglo XX”, ha explicado este martes en Sevilla Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja.