La Secretaría de Cultura federal  parte del reconocimiento de la diversidad cultural, de las libertades y la redistribución de la riqueza para darle sentido a las expresiones artísticas. “Por eso no creemos que el asistencialismo sea el camino del arte popular, sino el reconocimiento y la dignificación”, aseguró hoy Alejandra Frausto.