Conocido como “el paciente de Londres”, parece que podría convertirse oficialmente en el segundo paciente curado de VIH, esto después de que en 2016 recibiera un trasplante de médula ósea, situación que le ha llevado a mantenerse desde entonces sin rastros de VIH, demostrando que el caso de “el paciente de Berlín” es mucho más que una anomalía, pues significa que en verdad han encontrado una posible cura contra el VIH.

HBO liberó el primer tráiler oficial de la octava y última temporada de Game of Thrones donde podemos ver a todos los personajes clave que han construido el universo de esta serie. El avance apenas lleva unos minutos en la plataforma, y ya acumula más de 100 mil reproducciones. ¿A qué vamos con esto? A que esta serie, como lo hemos mencionado en varias ocasiones, se convertirá en un fenómeno de la televisión con niveles de audiencia jamás registrados.

Desde su irrupción en la escena fílmica con la comedia Solo con tu pareja, Alfonso Cuarón ha redefinido en distintas ocasiones los paradigmas de la realización cinematográfica.

 

Tras debutar en el cine mexicano, Cuarón se pasó a Estados Unidos para filmar su segundo trabajo, y hasta este día mantiene ese cambio entre territorios, lo que le ayuda a revolucionar más de una escena y a mantener su lugar junto a otros nombres que han innovado en la técnica fílmica, como James Cameron y Peter Jackson.

 

Las ocho películas de Cuarón son obras de autor, aun aquellas que no salieron de un guion escrito por él, y cada una presume cualidades que las hacen distinguirse con facilidad de entre la oferta cinematográfica de México o Estados Unidos.

 

Ordenarlas en atención a su calidad no es una tarea sencilla, pero aquí va nuestro ranking, empezando desde lo bueno hasta terminar con lo impecable.

 

  1. Grandes esperanzas

 

La tercera película de Cuarón fue también su segunda hecha en Estados Unidos. Es una modernización de la novela de Charles Dickens, pero brilló más por popularizar la canción “Life in Mono” de Mono, que por sus atributos en sí mismos, sin que ello implique que se trate de una cinta débil.

 

 

  1. La princesita

 

Segunda cinta de Cuarón y la primera que hizo en Estados Unidos. Los visuales conseguidos por la cámara de Emmanuel Lubezki lo hacen un filme que retrata a la perfección la perspectiva infantil que se resiste a abandonar las convicciones de fantasía.

 

 

  1. Solo con tu pareja

 

Ópera prima de Cuarón, en la que el mexicano aborda la vida de un mujeriego que de pronto es informado de que tiene SIDA, lo que desata una serie de situaciones que lo harán encontrarse con el amor.

 

 

 

  1. Harry Potter y el prisionero de Azkabán

 

Para muchos es la mejor entrada de Harry Potter. Lo cierto es que Cuarón fue quien propuso un tono más sombrío que habría de emplearse para el resto de las secuelas de la franquicia.

 

 

  1. Y tu mamá también

 

Antes de revitalizar el universo de J.K. Rowling, Cuarón regresó a México para filmar el viaje de dos amigos y una mujer mayor que ellos, en el que se redescubren a partir de confesiones y experiencias sexuales, y que habrá de impactar de manera determinante en su relación.

 

 

  1. Roma

 

Cuarón hace un comentario a la distinción de clases en México y al empoderamiento de la mujer en un contexto político adverso, a través de un relato ubicado en la década de los 70 y basado en su propia infancia. Es quizá la experiencia más cinematográfica en el historial del egresado del CUEC.

 

 

  1. Gravedad

 

Cuarón diluyó la línea entre ciencia y ciencia ficción con esta cinta que se erige como un logro técnico al que nadie más había logrado siquiera acercarse. Es una cinta de supervivencia, un relato de renacimiento y una joya que debía vivirse en IMAX 3D.

 

 

  1. Niños del hombre

 

En un futuro distópico en el que ya no nacen bebés, un hombre desencantado con la vida será pieza clave para poner a salvo a la única esperanza de la humanidad. Una cinta sombría, pero esperanzadora, una experiencia de técnica impecable que se torna más fascinante cada vez que se le ve.