El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo propuso modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para que el seguro de desempleo se otorgue a trabajadores formales e informales con un ingreso no menor a tres salarios mínimos y con una duración mayor a los tres meses.