Los senadores jaliscienses Clemente Castañeda y Verónica Delgadillo presentaron hoy un punto de acuerdo que solicita a la Semarnat que emita un dictamen técnico sobre daños al Bosque causados por fraccionadores de El Cielo.

 

También, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente que investigue probables acciones u omisiones del Gobierno de Tlajomulco, en su administración anterior, que permitieron el trabajo irregular en el bosque.

 

Frente a los poderosos intereses inmobiliarios que han trastocado el Bosque La Primavera, solicitamos a las autoridades federales que protejan el área natural y que investigue las acciones u omisiones del Gobierno de Tlajomulco, en su administración anterior, que permitieron el actuar irregular de los desarrolladores del fraccionamiento “El Cielo Country Club”, se lee en el punto de acuerdo que propusieron hoy los senadores jaliscienses Clemente Castañeda y Verónica Delgadillo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

 

Desde que La Primavera fue reconocida como Área Natural Protegida, en 1979, ha estado en el foco de atención de intereses inmobiliarios. Este año, luego de la temporada de estiaje que produjo un incendio que afectó mil 200 hectáreas del polígono, así como las atípicas lluvias, se generaron afectaciones que antes no ocurrían en Tlajomulco, como las inundaciones en el Boulevard Bosques de Santa Anita y en el Torreón.

 

“Se presume que las anteriores afectaciones a los pobladores de Tlajomulco se deben a que los incendios anteriores ablandaron el material del bosque con lo que las lluvias posteriores lo arrastraron fácilmente, además de que la ceniza correspondiente no permite filtraciones al subsuelo, lo que sumado al hecho de que los desarrolladores del fraccionamiento ‘El Cielo Country Club’ realizaron movimientos de tierra sin licencia que provocaron que el agua tomase un curso distinto al natural”,  se lee en la iniciativa.

 

El punto de acuerdo plantea dos solicitudes:

 

  1. Que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales emita un dictamen técnico sobre las afectaciones a La Primavera, provocadas por las acciones de los desarrolladores de “El Cielo Country Club”, así como sobre su responsabilidad en las recientes inundaciones ocurridas en dicho Municipio.

 

  1. Que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente inicie las investigaciones y acciones jurídicas frente a las probables acciones u omisiones del Gobierno de Tlajomulco, durante la administración anterior, que permitieron el actuar irregular de los desarrolladores de “El Cielo Country Club” y que vulneran los derechos e intereses colectivos de la comunidad y severas afectaciones al Bosque.

 

El proyecto “El Cielo Country Club” fue autorizado en 1973 para obras de urbanización, fraccionamiento y venta de lotes; y fue modificado en 1975, 1979 y 1993.  En 2018 la extinta dirección de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad del Gobierno de Tlajomulco, emitió́ un documento que favorecía a la inmobiliaria, México Inversiones, para urbanizar, basado en el dictamen vencido de 1993.

 

A raíz de lo anterior, Protección Civil y Bomberos de Tlajomulco emitió un dictamen el 1 de agosto pasado en el que señala la existencia de un polígono con susceptibilidad de deslizamiento de ladera; cárcavas y deslaves sobre los escurrimientos de los cauces pluviales que desembocan en el fraccionamiento Bosques de Santa Anita y movimientos de tierra en “El Cielo Country Club”.  El dictamen expone riesgo ante fenómenos hidrometeorológicos como desbordamiento de cauces, así́ como inundaciones en vialidades y poblaciones.

 

Debido a los hechos anteriores, el Gobierno de Tlajomulco interpuso el 5 de agosto dos denuncias ante la Fiscalía General del Estado: una por movimientos de tierras sin licencia y por los daños ocasionados por las inundaciones en las vías públicas e infraestructura urbana de las poblaciones de San Agustín y Bosques de Santa Anita, por 7 millones de pesos; y otra denuncia por corrupción contra quien resulte responsable por emitir documentos que avalan la urbanización del fraccionamiento.

Ante los hechos ocurridos en El Paso, Texas, donde murieron 8 mexicanos y 6 más se encuentran hospitalizados, el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reforzar la protección para la comunidad mexicana en los Estados Unidos de América, a través de las redes consulares, ante la creciente ola de racismo que impera.