• Están en riesgo inversiones y empleos por falta de certeza jurídica.

• Se requieren diagnósticos precisos para evitar daños a la economía.

• 75 días de improvisaciones; el Ejecutivo no ha querido asumir costos políticos.

• La falta de un rumbo claro para el país, mala señal para crecimiento.