El conjunto castellonense poseía el 50% de los derechos del delantero

 

Tres años después de su marcha del Madrigal, ahora Estadio de la Cerámica, Gerard Moreno, de 26 años, regresa al Villarreal, el club en el que terminó de formarse y le dio la oportunidad de convertirse en futbolista profesional. Gerard Moreno ha firmado por el conjunto amarillo por las próximas cinco temporadas. La entidad de Fernando Roig pagará 20 millones de euros (la mayor inversión económica en un jugador en la historia del Villarreal) al Espanyol (la máxima recaudación en una venta), la mitad de la cláusula de rescisión establecida por el club catalán, habida cuenta de que el 50% de los derechos federativos y económicos correspondían al equipo castellonense.

 

 

Gerard Moreno se convierte en el fichaje estrella del Villarreal para la temporada próxima, junto a la incorporación del camerunés Toko Ekambi, por el que ha desembolsado otros 18 millones de euros al Angers de Francia. Son 38 millones de euros invertidos en dos delanteros amortizados con los 40 millones que supuso la venta de Bakambu al fútbol chino en el pasado mes de enero. Dos altas que se suman al celebrado regreso de Santi Cazorla al Villarreal a la espera de la total recuperación para el fútbol del centrocampista asturiano tras 20 meses de baja por lesión.

 

Gerard Moreno se ha visto obligado a dejar al que siempre ha considerado su hogar desde que comenzó siendo un niño a soñar con ser futbolista vestido de blanquiazul. “He cerrado una etapa muy feliz en mi vida. El Espanyol ha sido siempre el club de mi vida y me encantaría volver en un futuro. La gente me ha querido mucho y eso lo agradeceré siempre. Solo espero haber devuelto, al menos, una cuarta parte del cariño que me han dado”. Con tales sentidas palabras se ha despedido Gerard Moreno de los seguidores pericos una vez confirmado oficialmente por parte del Espanyol y el Villarreal el traspaso acordado semanas atrás.

 

Los problemas económicos del Espanyol y la intención de su propietario, Chen Yansheng, de recuperar los 70 millones de euros con los cuales adquirió el club catalán han tenido como consecuencia la venta del jugador franquicia del Espanyol, que en 119 partidos ha marcado 36 goles.

 

Tres cursos atrás, Gerard Moreno forzó al Villarreal para que le facilitara el retorno al Espanyol, debido a la claridad con la que Marcelino García Toral, por entonces entrenador del equipo castellonense, le expuso que no contaba con él. El técnico asturiano así se lo hizo saber a la cúpula de la entidad de Roig, contrariada con la decisión de Marcelino, ya que consideraba a Gerard Moreno como un delantero de gran proyección y uno de sus principales activos. La postura de Marcelino conminó al Villarreal a vender al delantero al Espanyol por 1,3 millones de euros reservándose la mitad de su pase, confiando en la calidad del delantero catalán como ha demostrado en las tres temporadas en el Espanyol.


 

 

 

1

 

 

1