Siete cuartos lugares, es lo que AMLO propondrá festejar con todo el poder del Estado. Un fiestonón!...incluyendo el de muertos por covid-19.

Lo más destacado de la olimpiadas, para México, ha sido la afrenta que sufrieron las sagradas investiduras olímpicas al dejar en la basura uniformes de softbolistas.

Yo por eso, para no vomitar bilis, mejor pongo mi largavista hacia el Japón y relato gráficamente lo que allá sucede.

El rebrote o la tercera ola, despierta las esperanzas de que le vuelvan a dar su programa al Gatell.