Preocupante, burdo y lamentable, fue el mensaje enviado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, llamando “borregos” e injerencistas a los integrantes del parlamento europeo, como si los conflictos que ya tenemos con Estados Unidos por drogas, energéticos y migración; con España por la pausa en la relación con el mundo occidental por la poca solidaridad frente a la invasión en Ucrania, y ahora se suma un nuevo adversario nada más el Parlamento Europeo.

La confrontación de Estados Unidos con México ya es visible, está a la vuelta de la próxima primavera Donald Trump, hizo una la declaratoria en Conroe, Texas, el 29 de enero con un discurso incendiario que instaló ese tema como el prioritario en agenda de la próxima elección presidencial norteamericana.

Ficción necesaria, en una realidad muy cercana; bajo esa óptica inició en México en el arranque de la pandemia con la película “Nuevo Orden'', del director Miguel Franco. Premiada en la Cinematográfica de Venecia en el año 2020, la narrativa se centra en el desbordamiento de la lucha de clases en una sociedad con profundas desigualdades cómo lo es México.

Desde hace más de dos décadas (1997) que Ricardo Monreal, renuncio al PRI para buscar por el PRD la candidatura a la gubernatura de su natal Zacatecas, ha sido un político polémico, doctor en derecho constitucional y con diversos cargos no solo en su tierra sino también en la ciudad de México y en el gobierno federal, sobre todo como legislador, ya sea diputado, o sea senador.

En este sentido los grandes medios de comunicación en la comunicación satelital, la prensa de periódicos parece empeñada en buena parte en tratar de presentar un mundo virtual creado a la imagen y semejanza de lo que el proceso de globalización requiere en ese sentido el mundo de la noticia moderna solo es el mundo de lo que acontece a la gente importante, ellos son los que importan si se casan si se divorcia etc.de los grandes políticos, pero el común de la gente  no aparece en los medios de comunicación en el momento en que mata o en el que es muerto para los grandes medios de comunicación el poder neoliberal en el mundo los otros los excluidos sólo existen cuando están muertos o cuando están en la cárcel o son perseguidos.