El excandidato presidencial Ricardo Anaya anunció que se va de México por unos días. El ex candidato panista denunció, en un video difundido en su cuenta de Twitter, que el presidente Amlo lo quiere meter a la cárcel, con la novedad de que López Obrador me quiere encarcelar, con el testimonio de dos testigos de dudosa calidad. López Obrador me quiere fregar mañosamente dice el que estorba para sus planes de sucesión para el año 2024, Los presuntos testimonios contra el que fuera candidato presidencial del PAN en el 2018 provendrían según lo revela él mismo de la Fiscalía General de la República y tiene relación con el expediente del caso Pemex y Emilio Lozoya.

 

Ricardo Anaya, advierte que a él lo quiere fregar por los dichos de un delincuente, que es un corrupto y mentiroso, y que, a los hermanos de López Obrador, ya no los mencionan para nada cuando ellos sí recibieron dinero en efectivo están los videos. El inquilino de Palacio Nacional salió de inmediato a encarar el golpe de Ricardo Anaya, en su cuenta de Facebook negó estar emprendiendo una persecución contra su rival político en la elección presidencial del año 2018.

 

Las sospechas del líder panista tienen fundamento cuando se ven casos de políticos acusados de corrupción que en su momento decidieron no huir, dar la cara y que hoy, después de más de dos años, esperan sentencia tras las rejas. Como muestra, ahí están los casos de Rosario Robles y Juan Collado. Sin embargo, aquellos acusados de corrupción que se guían por el escrito desde la 4T, gozan de completa impunidad. Emilio Lozoya es el caso más emblemático, pero no menos el de Alonso Ancira y la devolución “de lo robado” en el caso Agronitrogenados.

 

 La denuncia de Ricardo Anaya, se dio un día después de que el presidente López Obrador y su partido Morena, recibieron dos reveses políticos. El primero, fue la negativa del bloque opositor PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, para frenar el intento de aceptar un periodo extraordinario en el Congreso para aprobar la Ley de Revocación de mandato. Morena y sus aliados fueron derrotados. El segundo, fue el anuncio del TRIFE para exigir un recuento voto por voto en la elección para gobernador de Campeche, donde se pondría en juego el triunfo de la gobernadora electa, la morenista Layda Sansores. Sin cesar los dos golpes a Morena, y con el anuncio del autoexilio de Ricardo Anaya, la oposición en pleno salió a dar el sábado por la tarde un severo pronunciamiento, los líderes del PAN, PRI y PRD anunciaron que acudirán hoy lunes ante la OEA para denunciar la intromisión del crimen organizado en las pasadas elecciones del domingo 6 junio.

 

Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Ortega hicieron causa común para decir que, con la complacencia del gobierno y del presidente López Obrador, el crimen organizado estuvo metido con todo en las elecciones, apoyando a candidatos y amenazando a opositores. El pronunciamiento es un refrendo a la denuncia presentada ante la OEA por Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán quien acusó que el narcotráfico fue crucial para que Morena ganará las elecciones en Michoacán, el estado que hoy gobierna.

 

La embestida opositora contra el presidente Amlo, contra Morena y en general contra el gobierno de la 4ta viene enmarcada en una disminución en la influencia del partido político en el Poder en la Cámara de Diputados. De acuerdo al conteo final, sancionado por las autoridades electorales, Morena y sus aliados el Partido Verde y el PT alcanzaron 278 diputados, mientras que el bloque opositor del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano tendrán 222 diputados, desglosado Morena redujo su influencia de 247 a 198 diputados. Fueron 49 diputados menos para Morena.

 

El Partido Verde elevó su participación de 12 a 43 diputados y el PT pasó de 30 a 37. Eso significa que el bloque de Morena y sus aliados solo pudo mantener la mayoría simple, gracias al crecimiento de los aliados, no de Morena, mientras que, en el bloque opositor, el PAN elevó de 73 a 114 sus diputados. El PRI los incrementó de 47 a 70, mientras que el PRD se redujo de 20 diputados a 15, y Movimiento Ciudadano pasó de 28 diputados a 23. Después de ver la nueva composición legislativa, de enfrentar el recuento de los votos en Campeche y de encarar la denuncia de persecución política de Ricardo Anaya y la denuncia que presentará la Oposición en bloque frente a la OEA, el presidente López Obrador tiene suficientes causas para lanzar una contraofensiva. que será en La Mañanera de esta semana lo único cierto es que la segunda mitad del sexenio de la Cuarta Transformación no será miel sobre hojuelas. La confrontación política se volverá encarnizada y violenta, conforme se acerque el 2024 y el presidente entre al ruedo y se ponga a contestar todo y contra todos.