En representación del director general del Seguro Social, Zoé Robledo, el secretario general del IMSS, Marcos Bucio, participó en la sesión plenaria de la CONCANACO-SERVYTUR.

 

Indicó que a partir de la experiencia de la pandemia de COVID-19, el Instituto trabaja para fortalecer la salud y prevenir enfermedades crónico-degenerativas.

 

Al participar en la sesión plenaria de Presidentes de la CONCANACO-SERVYTUR, el secretario general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Marcos Bucio, señaló que tras el aprendizaje de la pandemia de COVID-19, el Instituto concentra su operación en cinco programas prioritarios para fortalecer la atención médica que se brinda a sus derechohabientes, con principal énfasis en la salud preventiva.

 

En representación del director general del Seguro Social, Zoé Robledo, el secretario general puntualizó que también se trabaja en dar una atención eficiente y eficaz a los derechohabientes en los servicios de Urgencias, a través de la despresurización de esta área, mejorar el esquema médico para otorgar una atención digna.

 

Durante la reunión nacional de presidentes y consejeros de todo el país, Bucio Mújica detalló que una de las estrategias es fortalecer la salud preventiva para evitar enfermedades crónico-degenerativas, ya que a causa de las afectaciones por el COVID-19 se otorgaron cinco millones de incapacidades y se afectaron 44 millones de días laborables.

 

Ante representantes de las Cámaras Nacionales de Comercio, el secretario general del IMSS precisó que también se trabaja en el saneamiento financiero del Instituto, por ello, "uno de los esfuerzos mayores de los consejeros técnicos es cuidar las reservas financieras que soportan los cinco seguros" que ofrece el Instituto a sus derechohabientes.

 

En este sentido, hizo un llamado a los empresarios a ser cuidadosos con los recursos, ya que pese al costo de 65 mil millones de pesos en dos años producto de la pandemia por COVID-19, las finanzas del IMSS son sanas.

 

Marcos Bucio destacó que los esfuerzos de concentran en la creación de un plan de infraestructura nacional donde se lleva a cabo una planeación multianual para atender las necesidades en cada entidad.

 

Señaló que otra de las prioridades es garantizar el abasto de medicamentos, por ello, anunció que "el IMSS regresó a su esquema de adquisición y la semana pasada se licitó la transportación para que el Instituto lo haga de manera directa".

 

Además, subrayó que hasta el día de hoy, el Seguro Social cuenta con un abasto promedio del 95 por ciento en el país.

 

Enfatizó que estas acciones se fortalecen con la transparencia en cada uno de los estados, por ello, los representantes del Seguro Social fueron elegidos por sus conocimientos y experiencia, más no por algún cargo político.

 

---o0o---