Las vitaminas C y D, el Zinc y la Melatonina, factores decisivos para aminorar sus estragos

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala recomienda a la población consumir diariamente alimentos ricos en vitamina C para fortalecer su sistema inmunológico, señaló el coordinador delegacional de Vigilancia Epidemiológica del IMSS en el estado, Edgar Lezama Jiménez.

 

 “Consumir alimentos como naranja, toronja, kiwi, mango, papaya, melón, piña, sandía, mandarinas, uvas, fresas, verduras de hoja verde como lechuga, espinacas, brócoli, calabazas, entre otras, te aportarán vitamina C, constituyéndose en una de las defensas más importantes de nuestro organismo”, subrayó.

 

También para fortalecer el sistema inmunológico es importante la fijación de la vitamina D, por lo que de ser posible, es recomendable “Tomar entre las 11:00 y 16:00 horas, “baños de sol” durante 15 o 20 minutos para estimular la síntesis de la vitamina D, esto ayudará a dar una respuesta inmunológica suficiente contra enfermedades respiratorias, influenza e incluso se está descubriendo como un factor de protección ante el COVID-19”, recomendó.

 

Para que nos dé la luz del sol no es necesario ir a la playa o a pasear en un parque, con estar cerca de una ventana del domicilio, salir a la puerta o al patio, es suficiente, realízalo con medidas de protección para evitar los efectos dañinos de la exposición solar.

 

El especialista señaló, que la vitamina D se puede obtener en alimentos como el pescado, leche, huevo, aceite de hígado y cereales fortificados, y en menor medida en el aguacate y las leguminosas.

 

“Las personas con obesidad requieren de una mayor cantidad de vitamina D, ya que ésta se deposita en el tejido adiposo en exceso, lo que impide que circule de manera adecuada en el organismo hacia las células que la requieren, por lo que es conveniente perder peso, así como procurar la producción constante del nutriente, a través de la exposición a los rayos del sol y de los alimentos descritos”, subrayó.

 

Procurar incluir el zinc como un factor decisivo en el combate de bacterias y virus, que se obtiene al consumir mariscos, carnes rojas, pavo, pollo, huevo y frijoles.

 

Finalmente, dormir bien y suficiente, preferentemente en la noche, permitirá al organismo producir melatonina, que tiene influencia en el sistema inmunológico.

 

Ante las deficiencias orgánicas de estos micronutrientes, conviene consultar a su médico familiar y acudir al servicio de  Nutrición, para verificar que no existan déficits y asegurar el aporte conforme a su estado de salud y condición física.