La suplantación o robo de indentidad es un delito financiero que no solamente las personas son propensas a ser víctima, sino que también las instituciones financieras pueden sufrir este tipo de ataque, esto de acuerdo con la Comisión Nacional de la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), quien de manera reciente alertó sobre la suplantación de la identidad 20 SOFOM, E.N.R., debidamente constituidas e inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros SIPRES.