“Los cigarros electrónicos y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada”, sentenció la Cofepris en su anuncio hecho en conjunto con la Segob.

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió una alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los vapeadores o cigarros electrónicos.

 

La Cofepris recordó las advertencias que ya había emitido sobre estos productos que, señaló el regulador sanitario, están compuestos por sustancias carcinógenas (cancerígenas), sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol que representan un grave riesgo para la salud.

 

“La inhalación de un excipiente frecuentemente encontrado en dispositivos de vapeo denominado acetato de vitamina E constituye un riesgo alto para la salud al tratarse de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

 

“Los cigarros electrónicos y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada”, sentenció la Cofepris en su anuncio hecho en conjunto con la Secretaría de Gobernación.

 

En un comunicado advirtió que ninguna marca de vapeadores cuenta con permiso sanitario para poder venderse y anunció que habrá operativos para evitar la oferta de estos productos.

 

Anunció que se reforzará la capacitación de autoridades sanitarias de las entidades federativas sobre control sanitario de este tipo de productos y se implementará la Jornada Nacional de Denuncia Sanitaria enfocada en promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras de vapeadores y sus complementos.