Dos diplomáticos estadounidenses y cuatro diplomáticos europeos aseguraron que la Unión Europea evalúa ya una amplia gama de opciones

 

La Administración Biden se encuentra trabajando estrechamente con los aliados europeos para desarrollar rutas que aseguren la salida de la producción de trigo y maíz ucraniano del país ante el colapso en los puertos de la zona de Odesa, en el sur de Ucrania.

 

Dos diplomáticos estadounidenses y cuatro diplomáticos europeos aseguraron a la cadena estadounidense CNN que la Unión Europea trabaja ya en una “amplia gama de opciones” para obtener las exportaciones de alimentos de forma segura por tierra, mar y aire.

 

Según el citado medio, un diplomático europeo aseguró que hay una “franja de diplomacia” para presionar a Rusia y fomentar un corredor seguro para la producción de cereales, e indicó que la ONU debe “desempeñar un papel más activo”.

 

También se están llevando a cabo conversaciones entre Ucrania y la Unión Europea sobre el uso del ferrocarril para transportar suministros a Rumania, Eslovaquia y Polonia. Sin embargo, los esfuerzos se ven complicados por las diferencias en los sistemas ferroviarios utilizados por Ucrania y los países vecinos.

 

La ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, aseguró este mismo sábado ante los principales diplomáticos del G7, que la guerra se había convertido en una “guerra de granos” debido a la crisis en el suministro mundial. Además, aseguró que hay al menos 25 millones de toneladas de grano bloqueadas en Ucrania.

 

De esta forma, Baerbock explicó que, debido a los problemas del transporte ferroviario a través de Rumanía, se está analizando la posibilidad de exportar, por ejemplo, a través de los puertos del mar Báltico, según recogió la agencia de noticias DPA.

 

Baerbock agregó que, incluso con la ruta a través de los distintos estados bálticos Lituania, Estonia y Letonia, había que aclarar cómo llevar hasta allí las cargas de cereales. Así, Ucrania, Naciones Unidas y la Comisión Europea estarían examinando distintas alternativas para “evitar una catástrofe de hambruna”.

 

La ministra estimó que se podrían entregar de cinco a seis millones de toneladas de granos al mes desde Ucrania, pero este volumen solo sería posible por vía marítima, según recogió la citada agencia.

 

Los ministros de Exteriores del G-7 exigieron este sábado a Rusia que ponga fin al bloqueo de las exportaciones de grano ucraniano debido a que han empeorado los pronósticos económicos globales por el aumento de los precios en la comida, el combustible y la energía.

 

De hecho, el Gobierno indio anunció la pasada semana la suspensión de sus exportaciones de trigo con efecto inmediato, una decisión que busca “gestionar la seguridad alimentaria general del país y apoyar las necesidades de los países vecinos y otros países vulnerables”.

 

(Con información de Europa Press)