Las dirigencias estatales de los partidos que conforman la alianza “Va por México” (PRI, PAN y PRD) condenan las «malintencionadas coincidencias» de procesos judiciales, con la persecución y el hostigamiento contra sus candidatos, que alcanzó su más evidente muestra con la aprehensión, el viernes pasado, de Luis Cobo Fernández, abanderado de dicha coalición a diputado federal por el Distrito 15, con cabecera en Tehuacán.

«Este caso, en específico, se trata de un asunto que data de hace muchos años y que involucra a otras personas, pero que solamente tuvo como objetivo a nuestro candidato y precisamente cuando ya había arrancado formalmente el periodo de campañas del Proceso Electoral Federal 2020-2021, en el que además Cobo Fernández se viene posicionando como una opción sólida para los poblanos de esa demarcación federal», señala en un comunicado dicha coalición.

«Encima, los agentes que arrestaron a Luis Cobo lo hicieron en abierta intromisión a su derecho humano de acceso a la salud, pues se encontraba recibiendo la segunda dosis de la vacuna contra covid», se lee en el texto en cuestión.

Al candidato de “Va por México”, de 72 años de edad, se le impidió el reposo adecuado tras recibir el biológico, lo que ha repercutido en su salud. Este 11 de abril fue hospitalizado, tras sufrir un infarto durante su audiencia, señala el documento

La sincronía descarada de las acciones de las autoridades debieran ser independientes e imparciales, pero pareciera que siguen consignas de gobiernos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se lee en el texto de marras.