Para justificar el saqueo de más de 16 millones de pesos de las arcas municipales, a lo largo de 2020, el gobierno de Claudia Rivera simuló la realización de eventos públicos durante la etapa de confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno federal pagando servicio de transporte, equipo de audio, video, alimentos y coffee break para su realización.