El gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció la desaparición de la dirección de Vialidad estatal de la SSP y del Grupo de Operaciones Especiales, pues reconoció que en dichas áreas imperaban los actos de corrupción y abuso, además de ser una ‘fuente de recursos ilegales’ para sus mandos, aunque evitó señalar como responsable al hoy ex titular de la corporación, Raciel López Salazar.