El regreso a clases presenciales ha alentado al sector textil que prevé una recuperación de empleos

 

(Javier Zambrano) Aproximadamente 50 empresas maquiladoras ubicadas en el estado de Puebla, han iniciado con la producción y venta de uniformes escolares, ante el posible regreso a clases en el mes de agosto.

 

Así lo dio a conocer Federico Carmona Ocañas, presidente la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Puebla-Tlaxcala, quien precisó que actualmente los pedidos son bajos, pero se podría notar una mayor demanda cuando se acerque la fecha de arranque.

 

Este panorama positivo podría hacer que se recuperen cerca de dos mil empleos perdidos en las 50 empresas que son medianas y grandes, las cuales tienen la capacidad de elaborar hasta un millón de uniformes.

 

Sin embargo, comentó que actualmente se están elaborando muy pocas piezas de las prendas debido al comportamiento de la pandemia, pues una tercera ola haría que se suspendan las actividades en las próximas semanas.

 

“Es una buena oportunidad para reactivar las fábricas de uniformes, pero la realidad es que no hay certidumbre por el comportamiento de la pandemia, y no queremos quedarnos con mercancía sin vender”, agregó.

 

El dirigente indicó que la industria que representa está atravesando por un momento complicado al igual que el textil, porque se han reactivado poco a poco y las que están trabajando solo fabrican cubrebocas y otros productos para el sector salud.

 

Expuso que, en términos de ventas es mínimo lo que ganan por realizar este tipo de productos, a diferencia de maquilar ropa para tiendas departamentales, de autoservicio o uniformes escolares.

 

Finalmente, expuso que mientras no tengan un panorama más claro es difícil que los empresarios puedan crecer, por lo que sus expectativas para el resto del año aún son inciertas.