"No vamos a renovar más subsidios para quien trabaje en ese lugar. Todo eso fue para impulsar el arranque y ya está la planta arrancada, no podemos seguir", afirma el gobernador de Puebla

 

(Alba Espejel) El Gobierno del Estado de Puebla no va a renovar los subsidios de casetas con la empresa Audi, ya que este apoyo le costaba a la administración más de 800 millones de pesos anuales, así lo confirmó el mandatario Luis Miguel Barbosa Huerta.

 

En conferencia de prensa virtual, Barbosa Huerta fue cuestionado por las últimas acciones del Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi (Sitaudi), ya que solicitaron a su administración seguir con el subsidio en el pago de las casetas para que los trabajadores puedan desplazarse de Puebla a San José Chiapa sin ningún costo.

 

Ante esta información, Barbosa Huerta, recordó que cuando se instaló la empresa Audi en la entidad “se llenaron de prebendas”, entre los subsidios se encontraba el tema de peaje de los empleados que iban de Puebla a San José Chiapa a trabajar. Sin embargo, el mandatario dijo que hoy en día, su administración no renovará esta ayuda, debido a que este apoyo sólo fue para impulsar el arranque de la planta.

 

“Esas condiciones ya concluyeron y no vamos a renovar más subsidios para quien trabaje en ese lugar. Todo eso fue para impulsar el arranque y ya está la planta arrancada, no podemos seguir, se crearon ficciones, hay una universidad, hay escuelas, hay que pagar el transporte de los alumnos que van y vienen todos los días, hay ficciones, fue una ficción la que se construyó ahí y después todo se deterioró por corrupción”, declaró.

 

Dijo que la administración que él encabeza tiene que cumplir otras necesidades, principalmente las del sector más marginado y por ello, este subsidio ya no está dentro de sus posibilidades. “Ya han estado subsidiados y ya no, el gobierno tiene obligaciones con gente muy pobre”, concluyó.

 

Fue este 6 de abril que César Orta Briones, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi (Sitaudi) informó que la armadora ya no estaba recibiendo los pagos en los tags que corrían a cargo del Gobierno del Estado y los cuales, les permitían cruzar la caseta Amozoc-Perote de manera gratuita.

 

Agregó que más de cuatro mil colaboradores se han visto inmersos en un incremento de 80 minutos en el tiempo de traslado y tomar vías alternas que ponen en riesgo su integridad física debido a la inseguridad. Por ello, hizo un llamado a la empresa Audi y a las autoridades estatales para llegar a un acuerdo y resolver el asunto lo más pronto posible.