Autoridades indicaron que no se necesitan voluntarios, pues es una situación muy complicada

 

(Mayra Figueiras) ORIZABA, Ver.- Son al menos 400 las hectáreas de bosque las que se perdieron hasta ahora en el Parque Nacional Pico de Orizaba debido al incendio que se registra desde la semana pasada, dio a conocer Ricardo Rodríguez Deméneghi, presidente del programa Salvemos al Pico de Orizaba, quien pidió el apoyo de las brigadas de Atzizintla y Chalchicomula, así como de Conafor Puebla para combatir el siniestro.

 

"La situación del incendio en particular es de que ubica directamente sobre la Ribera del río Jamapa que presenta un terreno de muy difícil acceso para llegar. El punto de incendio empezó en la altitud de 1,400 metros y ahora está sobre los 3,800 metros de altura sobre el nivel del mar", abundó.

 

Los que han atacado son cinco puntos de fuego diferentes, los voluntarios ya están cansados, pero también las brigadas de Conafor, a quienes agradeció su participación y apoyo.

 

"En esta temporada de incendios 2021 no hay recursos federales, ese es el gran problema; por ello quiero alzar la voz, porque no existen recursos ni federales ni estatales para salvar al Pico de Orizaba", expresó.

 

Los cambios de gobierno y de estructura hicieron que las brigadas de incendios forestales fueran disminuidas a su mínima expresión y ahora que transcurre la etapa de incendios forestales, no tienen las brigadas capacitadas, equipadas y con recursos para poder solventar una emergencia, por una semana, como es este el caso, mencionó.

 

"Ya hicimos un recorrido para fotografiar con sobrevuelo de drones, pidiendo por favor al gobierno estatal de Puebla que nos apoyen las brigadas de Puebla, de Atzitzintla también y la brigada municipal de Chalchicomula, y Conafor, porque uno de los fuegos estuvo en el lado colindante con las fronteras Veracruz, y efectivamente Puebla se retiró", destacó.

 

Son 9 días de incendios forestales en la peñada del Jamapa, del Pico de Orizaba, y a través de los medios invitó a las autoridades a que apoyen, que ayuden, porque está en juego la fábrica de agua y el 14% de la cobertura forestal que le queda al Parque Nacional Pico de Orizaba, aseguró.

 

Esto, dijo, es motivo de urgencia ya que apenas empiezan los incendios forestales que acaban con el bosque; “lo estamos pagando con agua y lo vamos a seguir pagando con agua”, acotó.

 

Exhortó a las autoridades para que envíen al Ejército, la Guardia Nacional, a quien tenga que mandar para erradicar estos incendios forestales que afectará a todos los ciudadanos de la zona de las altas montañas y hasta el Golfo de México.

 

NO NECESITAMOS VOLUNARIOS

 

"No necesitamos voluntarios, se le agradece a la gente que trata de ayudar en el combate de los incendios. Es una situación muy complicada, por eso tenemos una dependencia exclusiva que se llama bomberos, pero los incendios forestales es una rama muy diferente, porque estamos en un terreno inhóspito, donde hay cañadas, barrancas, zona rocosa, y desfiladeros donde fácilmente si no se conoce la zona geográfica queda uno atrapado en el fuego", detalló.

 

Recordó que el año pasado dos brigadistas con mucha experiencia, el comisariado ejidal y el juez cívico de Atzitzintla fallecieron en los incendios forestales del lado Norte de Sierra Negra. “Hablamos de personal capacitado, lo que debemos de hacer después de ahogado el niño y tapado el pozo, recordar cómo se tenían antes las brigadas permanentes por parte de incendios forestales, que se capacitan en las comunidades y que se les da material y recursos para que ellos sean los primeros en atacar y combatir el fuego esas instancias son muy importantes", resaltó.

 

Se sumó al dolor de las familias de Monte Salas, al morir bomberos voluntarios después de participar activamente en el incendio forestal. “Tuvieron una falla mecánica, es propia de las altas montañas porque es mucha la pendiente", aclaró.

 

Enfatizó que "las unidades de preferencia tienen que ser 4x4; con las que se trabaja en esa zona hacen una serie de aditamentos a los vehículos, específicamente cambio de balatas; uno sube y baja con las 4x4 con el freno de motor. Esta camioneta iba muy cargada. La parte de la pendiente es de 6 kilómetros con 47 grados de inclinación, se calentaron los frenos y se votaron; eso le ha pasado también a turistas que van al volcán", resaltó.

 

Hoy, son tres las familias enlutadas, “tres jóvenes que fueron con todo el dinamismo y buena voluntad apoyar”, lamentó.

 

Agradeció a las personas que quieren ser voluntarios, pero insistió en que necesitan personal capacitado y el recurso; “que sepamos que es un bombero capacitado, pero además que tenga conocimiento de la zona”, insistió.

 

Sobre el origen de los incendios, Rodríguez Deméneghi aseveró que los que se registran son fuegos provocados por talamontes, con la intención de cubrir sus actividades ilícitas.