Ofrecerá más de 250 actividades académicas y culturales

 

Este año serán 500 años de que concluyera la caída de Tenochtitlan y Tlatelolco, la primera fase de la conquista de lo que hoy es el territorio nacional porque fue una conquista larga. Fueron episodios dolorosos y sangrientos, civilizaciones ancestrales originarias se vieron súbitamente destruidas o fracturadas. Si uno quiere marcarlo como punto de origen, se definió un nuevo rumbo que dio pie a nuestra nación. El encuentro, la unión simbiótica o sincrética de esas civilizaciones y culturas, definió lo que hemos sido y actualmente somos como país. Con 500 años contamos con la oportunidad de mirar ese pasado para reflexionar sobre él y analizarlo desde distintos ángulos y con diferentes ojos, expresó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue.

 

En conferencia de prensa para anunciar el programa México 500 que, en el marco de las conmemoraciones que se llevan a cabo este año por la caída de México-Tenochtitlan arrancará con más de 250 actividades académicas, artísticas y culturales, Graue señaló que como nación aún tenemos grandes pendientes sociales, resultado de la fusión de culturas durante la conquista; sin embargo, también es gracias a este episodio histórico que se construye nuestra identidad. 

 

“Ahí están indudablemente las desigualdades y añejas injusticias que laceran y son profundas; la sociedad patriarcal y machista; la discriminación, resultado de preferencias sexuales, raza, color de piel o condiciones sociales y económicas que, entre muchas otras, existen y son un grave pendiente desde hace cinco siglos. Pero también tenemos desde hace 500 años inmensos logros: tenemos una prosperidad que es obvia y notable, un mestizaje que es una nueva cultura, nuestro idioma y vastísimas expresiones artísticas y culturales”, apuntó.

 

El programa México 500, añadió, es resultado de colaboración entre todas las áreas de la UNAM y aglutina lo mejor que la institución sabe hacer: “indagar y entender desde la academia y actividad cultural la realidad que hemos construido en estos últimos 500 años y proyectar un mejor futuro para las generaciones que vendrán.”

 

Hasta el mes de julio del 2022, la UNAM ofrecerá mesas de diálogo, conferencias, talleres, obras de teatro, exposiciones, publicaciones, conciertos e incluso un videojuego para celular, a las se irán sumando otras propuestas que reflexionen entorno al suceso histórico y cuyos detalles se darán a conocer en fechas más cercanas a su lanzamiento. 

 

Dentro del mismo programa, explicó Paola Morán Leyva, secretaria técnica de vinculación, la Revista UNAM dedicará 2 números para hablar sobre temas relacionados con la caída de México-Tenochtitlan: el primero es el que circula actualmente (abril) sobre descolonización, y en noviembre el ejemplar tratará el tema de los imperios. 

 

También habrá conversatorios en los que participarán grandes personalidades consolidadas en el medio académico, como Aura Cumes Simón o Yásyanaya Aguilar Gil, cuyas perspectivas desde el pensamiento indígena pondrán sobre la mesa los vínculos entre patriarcado, capitalismo y el despojo del México Moderno. Toda la información quedará resguardada en la página oficial -creada para este programa- que, además de servir como repositorio, se enlaza con otras universidades y el gobierno nacional.

 

Por su parte, Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, comentó que este programa no constituye una postura ante declaraciones del gobierno, sino una reflexión en torno a las inquietudes que hay sobre cómo nombrar estas conmemoraciones "por el uso político que se puede hacer de la historia, que se da en nuestro país y cualquier otro precisamente por la persistencia que historia y pasado tienen y dibujan sobre el presente”.

 

Las actividades del primer semestre serán en línea y se espera que eventualmente puedan hacerse híbridas o presenciales. En la página https://mexico500.unam.mx/ se muestra la agenda de eventos que el público puede explorar en función de sus intereses.