En la alfombra roja del Festival de Cannes pueden ocurrir muchos imprevistos, pero el de la modelo rusa Julia Rybakova fue excepcional.

 

El nombre de la chica se ha estado repitiendo en las últimas horas en redes porque quedó sin la falda de su traje en plena pose para los fotógrafos y periodistas que cubren la antesala al avento.

 

Imágenes muestran mientras la rusa modela su vestido rojo de larga cola extendida por el suelo.

 

Pero, sin darse cuenta, un sujeto que parece ser del equipo de seguridad, le pisa la pieza de vestir, y, cuando Rybakova se dispone a continuar el desfile, la falda se desprende de la parte superior del vestido. Como resultado: la joven quedó en ropa interior ante los presentes.

 

De inmediato, el responsable corre a ponerle la falda nuevamente, mientras Rybakova no para de reír: