“Siempre es el momento correcto… para hacer lo correcto.” Martin Luther King, Jr.

 

La estrategia de Participación Ciudadana propuesta por el Politing, es -en términos generales- la misma abalada en el 2013 por el Banco Mundial (BM) y apunta a alinear todas las intervenciones (de sectores públicos y privado) con dos objetivos precisos: (1) poner fin a la pobreza extrema y (2) promover la prosperidad, compartida de manera sostenible e inclusiva. Este renovado énfasis en los resultados y en la inclusión, implica trabajar: (1) con los sectores público y privado (2) con la sociedad civil y (3) con la ciudadanía, para mejorar los resultados de las Políticas Públicas de desarrollo

 

De ahí que sea a partir del compromiso establecido en esta nueva estrategia adoptada por el BM, como se está elaborando un enfoque coherente para integrar la Participación Ciudadana en todas y cada una de las actividades que respalda este organismo. El objetivo consiste en hacer partícipe a la ciudadanía para mejorar los resultados en términos de desarrollo y contribuir así, a crear mecanismos nacionales de participación Efectivos (eficientes y eficaces) con los Gobiernos y el sector privado.

 

Y es que la Participación Ciudadana no es extraña al Politing, ya que las consultas a los ciudadanos y a las personas afectadas por las Políticas Públicas y la interacción continua con esos grupos, ha sido siempre una parte fundamental en todo su proceso integral: Creación (formación) formulación, implementación (puesta en marcha) evaluación, análisis y -si es del caso- terminación, pues ese es el verdadero sentido de su apellido: Pública, es decir, elaborada por el público: por Usted y por mi…por nosotros.

 

Sin duda alguna, la Participación Ciudadana (en la que se incluye -obviamente- la retroalimentación de los beneficiarios) mejora los resultados en términos de desarrollo al tener en cuenta al menos, cuatro (4) elementos: (1) el diseño más adecuado de las intervenciones (2) la participación en todo el proceso (3) el seguimiento externo de los prestadores de servicios públicos y/o privados y (4) la inclusión de la ciudadanía. Así es como se puede ayudar a mejorar los objetivos de desarrollo. Este es un enfoque eminentemente empírico, donde el marco estratégico se basa en los análisis de impacto y en la experiencia derivada de las actuales iniciativas de Participación Ciudadana.

 

Este marco ofrecido por el Politing y avalado ya por el Banco Mundial-BM, no implica cambiar todas las Políticas Públicas para elaborar unas nuevas, sino que se basa en los puntos de partida obligatorios que deben existir y se deben cumplir, para hacer efectiva la Participación Ciudadana, establecidos en las Políticas Públicas respetivas. Además, así es como se pueden identificar otras oportunidades específicas para ampliar la Participación Ciudadana allí donde ésta pueda contribuir a mejorar los resultados, mediante una certera retroalimentación de los beneficiarios, siempre y cuando éstos estén claramente identificados…pues de lo contrario pueden identificar al candidato como “el diablo”, pues aunque no tenga nunca la culpa, siempre se la echan.

 

@CarlosSalazarV


 1

1

 

1

 

1

 

 

1