En fecha reciente el 29 de marzo  se publicó un artículo en un medio de circulación nacional, donde su autor Ricardo Salinas, dice que el INE debe desaparecer porque según  señala “el INE ya no está  a la altura que México necesita” que el INE no es democrático. Se le olvida a Ricardo Salinas, que el instituto no es un ente democrático su función es ser árbitro electoral y que sus resoluciones deben ser totalmente apegadas a la ley electoral y en caso de inconformidad el quejoso sea partido político o ciudadano puede recurrir al tribunal federal electoral e interponer los recursos pertinentes de acuerdo a su inconformidad político electoral.

 

En unos de sus argumentos señala que el INE está secuestrado por sus dueños, que son los partidos políticos, acaso desconocerá la forma de funcionamiento e integración del consejo general del INE, en donde está integrado por consejeros electorales. ciudadanos que recientemente fueron nombrados varios de ellos por la cámara de diputados federales que es de mayoría Morenista, otro cuestionamiento que dice es que la democracia es producto de la negociación política y no de la voluntad ciudadana, si se refiere a la forma en que son nombrados los consejeros electorales por acuerdos cupulares partidistas en la misma cámara de diputados es cierto porque es la forma que señala la constitución y no dice que deben ser votados en una elección directa y si nombrados por la misma cámara de diputados federal.

 

Además, señala que la legislación del INE, lo obliga a entrometerse en ámbitos que no le corresponden como es en la vida interna de los partidos políticos: ( validar los spots, cuidar la aplicación de la reglamentación interna de los partidos políticos, y vigilar las campañas), si aun teniendo esta calidad de vigilante los partidos políticos se han vuelto unas oligarquías  y que son manejados o dirigidos por una elite, que hacen de sus partidos políticos  lo que les place haciendo a un lado a la militancia y no vamos lejos la designación de candidatos y candidatas, los realizan de forma diferente cada uno de ellos dejando a un lado a su reglamentación como los son los estatutos, programa de acción , y demás documentos terminan designándolos con una rifa, una supuesta encuesta, sorteo y demás mañas para  legitimar sus dedazos.

 

El INE el mayor censor del país, a muchos no les gusta y menos al inquilino de palacio nacional que el INE le marque sus excesos publicitarios una vez iniciado el proceso electoral de este 2021, se molesta y empieza a señalarlos como excesivos según él, hoy que es presidente de México debería de respetar la autoridad del INE esta institución, representa la antesala al poder político en este caso el ámbito federal.

 

En su fantasiosa imaginación dice Salinas Pliego, que se debe crear un nuevo INE, mas ciudadano nos correspondería como ciudadano preguntarle al Sr. Salinas Pliego a donde ha estado que no ha observado, ni seguido, el desarrollo que ha tenido la institución encargada de organizar las elecciones en su paso cuando dejo de ser parte de la secretaria de gobernación, para después pasar a ser IFE y posteriormente INE.

 

Por ultimo termina diciendo que el INE, se ha vuelto ente híper-politizado, obsoleto, carísimo, arbitrario y sesgado. Concluye diciendo el INE debe morir y debe desaparecer. Por sus características el INE es el centro de la política partidista por esto os partidos políticos forman parte de su estructura orgánica, obsoleto está en constante evolución organizativa se adapta a los tiempos,  carísimo este el precio de la desconfianza que los mismos partidos políticos han generado con sus desconfianzas y marrullerías, arbitrario sus decisiones son apegadas a la ley, pero además son recurribles en caso de inconformidad para eso existe el tribunal federal electoral.

 

Debe morir y debe desaparecer, lamentablemente su declaración deja mucho que desear de un personaje de esta talla que carece de voluntad y de memoria al decir esto de una institución que le ha dado certeza al sistema político mexicano, que sustenta instituciones sólidas y fuertes en una división de poderes de los cuales dos de los tres deben de surgir del voto popular, del voto del pueblo como lo son el poder legislativo y el mismo poder ejecutivo.  La próxima vez antes de hacer un señalamiento Salinas Pliego debería de conocer primero la historia de nuestro país antes de decir barbaridades, que lo dejan mal parado ante la opinión pública nacional.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial, así como de colaboradores de este medio de comunicación, previamente verificadas, comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.