“Solamente le tengo miedo a los pendejos ¿por qué? porque... son muchos no se puede cubrir un frente tan amplio y al ser mayoría son peligrosos pueden elegir hasta al presidente.”

― Facundo Cabral

El principal problema con la situación política, social, económica y de salud que se presenta en nuestro país, NO se encuentra en la figura de un presidente, sino en quienes han adoptado su “ideología”, sin tener una idea de donde proviene.

Atendiendo a esto mismo, el problema de lo que han denominado como “polarización de la sociedad”, tiene como principal figura una creencia que se ha inculcado en aquellos quienes defienden a capa y espada, cualquier atisbo de crítica, hacia una figura cuasi “santa”, que les brinda “ESPERANZA”.

“para vender una cosa o una idea, lo primordial es crear una necesidad”

Esta llamada “esperanza” ha sido la creación de un grupo de publicistas, mercadólogos, comunicadores, asesores de imagen e incluso intelectuales, en México uno de los principales artífices de estas campañas políticas ha sido el español Antonio Sola, también conocido como el creador de presidentes (en 2006 fungió como asesor de Felipe Calderón y en 2018 lo mismo para la campaña de Andrés Manuel López Obrador) https://bit.ly/39ATHw9.

“AMLO un PRODUCTO redituable”

Atendiendo a la creación de una necesidad, el proyecto se volvió completamente fructífero en sus intenciones, colocando en la figura del entonces candidato por MORENA, un PRODUCTO (en sus mítines y congregaciones se vendía parafernalia que reforzaba esta idea, mención aparte del uso de redes sociales, con la llamada Red AMLOVE, cuya función era atraer un sector, principalmente de jóvenes que comenzaban a interesarse por la política y que ahora son los principales responsables de crear campañas de ataque a través de la coordinación de comunicación social de la federación).

Pero esto, sólo se concentraba en la creación de un producto rentable, no así en el concepto ideológico, para ello, la fórmula era más sencilla: dejar entrar a las filas del partido a cualquier persona que, sin importar su ideología o historia política, decidiera abanderarse por el “Proyecto de nación”, de ahí que los resultados en muchos de los congresos locales, sean –por decir lo menos- patéticos.

En campaña el candidato a Senador por Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, dijo; Lo primero es sumar, para luego dividir y restar, misma ideología que representó al Partido Revolucionario Institucional, como lo recalcó la senadora Beatriz Paredes Rangel no hace mucho: todos llevamos un pequeño priísta dentro https://bit.ly/2X4yJ3E).

Todo esto llevó a centrarse en la figura del candidato, con una campaña donde lo sencillo era prometer un “mejor futuro” a través de una “4ta transformación del país”, dadas las condiciones en las que se encontraba la república, con un discurso que atacaba directamente a las figuras políticas del momento, como los responsables de la violencia generada por el crimen organizado, la desestabilización económica, el desempleo, la pobreza e incluso el estandarte que tomó el titular del ejecutivo; la corrupción.

“Para bien o para mal, el poder muestra la verdadera cara de la política”.

Pero a la postre el discurso se va gastando, la figura se va trastocando en pura palabrería y con esto llega el desencanto (mayor violencia, desempleo, desestabilidad económica, corrupción dentro de la federación, manejos discrecionales de los recursos, licitaciones dadas a amigos, entre algunos otros) por lo cual a toda costa se necesitan urgentemente chivos expiatorios, como lo que sucede con el subsecretario de salud Hugo López-Gatell Ramírez, “principal responsable” de la estrategia contra la pandemia, alguien a quien se puede desechar en cualquier momento con tal de salvar al responsable de tomar las verdaderas decisiones.

Lo dicho por el entonces candidato por el Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya Cortés, en el segundo debate presidencial de cara a las elecciones presidenciales de 2018; “…el problema contigo Andrés es que no entiendes el mundo” https://bit.ly/2Phy1w1.

 

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial, así como de colaboradores de este medio de comunicación, previamente verificadas, comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.