Fue en 1997, cuando por primera vez la izquierda le ganaba al PRI la jefatura de gobierno del Distrito Federal, antes llamada Regencia Capitalina, cuyo cargo era nombrado por el propio presidente de la república, pues no había elecciones, el último regente, fue Oscar Espinoza Villareal.

 

Desde ese lejano 1997, en donde AMLO era el presidente nacional del PRD y Cárdenas el triunfador, hasta el año 2018, el PRD mantuvo ahí su cuta de poder porque se impuso elección tras elección, es decir 21 años, hasta que una ala de la izquierda, surgida de la fractura del propio PRD le arrebata, legítimamente, el gobierno de la ahora Ciudad de México: en esta ocasión gana Morena.  

 

La ciudad de México ya se acostumbró a ser gobernada por la izquierda, pues la izquierda siempre será renovación, siempre en contra del status quo, siempre a favor de la innovación. La Ciudad de México, una polis cosmopolita trasformada a lo que era hace más de 20 años: la ciudad más insegura del país, ahora se presenta, con todos sus defectos propias de gran urbe, como un paraíso en comparación con el infierno que se vive en la provincia por el crimen organizado, herencia que nos dejó el PRI en sus más de 7 décadas de gobierno.

 

Ahora que Morena está a punto de arribar al poder máximo, sus ojos están puestos en un mega proyecto como el que impulsó en la ciudad de México, con leyes progresistas, con apoyos justos a los más necesitados, con impulso al desarrollo y a la educación, a la salud, a la equidad de género, a la igualdad, a la tolerancia, en un México machista, todo esto no se puede llevar en 6 años, pero AMLO sentará las bases para el inicio de una trasformación a fondo en la vida nacional.

 

Su mayor logró será sin duda que Morena puede mantener la presidencia en las elecciones 2024 y hablando de equidad de género para esas fechas, México estará más que listo para recibir la noticia de que Morena propone a una fuerte candidata presidencial como lo es  Claudia Sheinbaum, y así sucesivamente, con nuevas generaciones, hasta lograr 4 sexenios consecutivos para Morena. La clave, el subsidio a las clases desprotegidas. El dinero que antes se robaban a manos llenas los gobernantes ahora se le darán al pueblo, y el pueblo siempre será bien agradecido y votará siempre por quien le ayuda. No hay mucha ciencia en esto. Política práctica. Además de los subsidios para el campo, el adulto mayor, el discapacitado, el joven desempleado etc., el lograr alcanzar un mejor nivel de vida para todos en general, empezando por la seguridad.

 

Después de esos 4 sexenios, lo que sigue ya será otra historia. Tiempo el Tiempo.  

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA PUEBLA


 


espadas