Tras el accidente aéreo en el que perdieron la vida la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y el senador, Rafael Moreno Valle, una nueva votación se avizora en la entidad, en la cual se elegirá a la persona que ocupará el cargo de ostentaba la panista.
 
En México, toda tragedia va precedida de negligencia, corrupción, impunidad o por algún error humano. Sin especular cuáles fueron las causas que originaron el colapso del helicóptero donde viajaba la pareja, la clase política local, además de emitir sus respectivas condolencias a los familiares y amigos de la mandataria y su esposo, “reactivaron” la lucha para llegar a Casa Puebla.
 
Una carrera más
 
Así pues, los partidos que hasta hace unos días estaban condenados a formar parte de la oposición (Morena y PRI), se han reagrupado y comenzado a organizar  su ejército electoral y diseñar una mejor estrategia que les permita alcanzar el triunfo. 
 
El Movimiento de Regeneración Nacional se perfila para ser uno de los protagonistas de comicios extraordinarios en Puebla, debido a la aceptación y popularidad que goza entre un buen número de sus habitantes.
 
No obstante, su fortaleza podría ser contraproducente; en otras palabras, la victoria que obtuvo el pasado 1 de julio, le permitió ganar la mayoría simple en el Congreso del
Estado, así como gobernar las principales ciudades (Puebla capital, Tehuacán, etcétera) y por ende, ampliar su base de apoyo, pero con desgaste inicial.
 
Pros y contras
 
Y es que en todo ejercicio de poder, las fracturas y luchas internas empiezan a notarse y en la agrupación fundada por Andrés Manuel López Obrador no es la excepción. A pesar del “arrastre” y control  político (casi absoluto) del ahora presidente, la candidatura morenista no es cosa menor, pues requiere de un análisis a fondo del contexto poblano y del perfil de su abanderado(a).
 
La postulación de Miguel Barbosa es inminente, a pesar de las críticas de las que fue objeto en la última campaña, por ejemplo: ser un candidato lejano y poco empático con la gente o las acusaciones más recientes divulgadas en redes sociales, sobre su presunta participación en el posible atentado en contra del matrimonio Moreno Valle Alonso,  imputaciones que carecen de sustento pero que han causado daño su imagen.  
 
Los otros
 
En otra trinchera, el Partido Revolucionario Institucional está destinado a ser un actor “presencial” en la contienda, sin posibilidades de éxito o en todo caso, podría inclinar la balanza si la lucha entre Acción Nacional y Morena se cerrara, tal vez hacia la izquierda por la afinidad y los vínculos históricos que existen entre ambas fuerzas.
Contendiente de peso
 
Por otro lado, el PAN en Puebla podría conformar una “gran coalición” con sus aliados desde 2010, es decir, con el PRD, Movimiento Ciudadano, Panal y más recientemente, con los locales Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración. 
 
La ausencia de Rafael Moreno Valle entorpece el plan del albiazul poblano, el cual trabajaba al ritmo que le imponía el exmandatario y que ahora, dependerá del que fuera su primer círculo de colaboradores realizar una eficaz operación política y algo más difícil: designar a la persona que buscará continuar con su legado.
 
¡Hagan sus apuestas!       
 
TWITTER:  
@LccPibe