Uno de cada dos tomates que consume esa nación, tiene su origen en México.

 

El Senado de la República exhortó al Departamento de Comercio de Estados Unidos y a los productores de tomate de ese país a mantener el acuerdo de suspensión de la investigación sobre prácticas de dumping contra los productores mexicanos, a fin de no dañar el espíritu de libre comercio que se mantiene como socios comerciales desde 1994 con el TLCAN y posteriormente con el T-MEC.

 

El punto de acuerdo aprobado de urgente resolución, pide generar condiciones para una negociación justa y benéfica para ambos países, así como lograr un nuevo acuerdo apegado a las leyes que regulan las prácticas comerciales de ese país.

 

Al presentar el punto de acuerdo, el senador por Morena, Rubén Rocha Moya, en nombre propio, de la senadora Imelda Castro y José Narro, señaló que el 6 de febrero, el Departamento de Comercio de Estados Unidos, notificó a los firmantes del acuerdo de suspensión -suscrito en marzo del 2013- su intención de retirarse.

 

Asimismo, estableció un plazo de 90 días para concluirlo. De ser así, a partir del 7 de mayo de este año, se reanudaría la investigación de dumping suspendida a los exportadores de tomate mexicano y empezaría a exigir el pago del arancel compensatorio.

 

Rocha Moya recalcó que de no renovarse un nuevo acuerdo de suspensión, la investigación pasaría a una etapa de determinación final por el Departamento de Comercio y, posteriormente a la determinación de daño por la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos, que concluiría si existe o no daño a la producción de tomate de esa nación.

 

De determinarse que las importaciones de tomate mexicano causan daño a la producción del mismo producto en aquel país, se aplicaría el arancel compensatorio ad-valorem (según el valor). En caso contrario, concluye la investigación y el tomate mexicano tendría libre acceso al mercado estadounidense.

 

El legislador también resaltó que prácticamente 25 por ciento del tomate que se exporta en el mundo proviene de México. La solicitud para reactivar la investigación del presunto dumping, es porque nuestro país incrementó de 32 a 54 por ciento su exportación al país vecino.

 

Estados Unidos, agregó, cayó de 65 a 40 por ciento su actividad participativa en el mercado propio. De ahí, la consecuencia para que se reactive la petición de investigar el presunto dumping del tomate.