Urgente que se trabaje en una reingeniería en cuanto a los sistemas de vigilancia y supervisión de espacios públicos, en especial de canchas deportivas que son requeridas por familias como zona de recreación

 

Tras lamentar el asesinato de un poblano de 47 años de edad, el cual era un personaje conocido en el distrito 11 y que buscaba aportar beneficios a la comunidad al resguardar un inmueble de uso público como lo son las canchas de la resurrección, la diputada Xel Arianna Hernández García, expresó su solidaridad con la familia de la persona ultimada y exhortó a la autoridad municipal a considerar esquemas operativos de vigilancia más efectivos en espacios públicos.

 

Como diputada por el distrito 11, se pronunció en plena disposición de sumar esfuerzos, ya que, por encima de los posibles intereses de grupos que podrían estar debatiendo el cuidado de canchas de uso público, está el bienestar de la población.

 

Expresó que las canchas no solo deben ser resguardadas de manera efectiva, sino que se deben implementar acciones para mantenerlas como áreas públicas de recreación.

 

“Las canchas de la Resurrección actualmente se encuentran en reparaciones, pero una vez que se reabran al público, es indispensable que se mantengan neutrales y necesitamos que el ayuntamiento de Puebla detine personal para resguardar esa área, para evitar conflictos de interés en las comunidades aledañas y que alguien más salga herido”, refirió la legisladora.

 

La también diputada por el distrito 11 de la capital poblana, en conocimiento puntual de la región, informó que el ciudadano asesinado tenía 4 años resguardando las instalaciones de manera informal.

 

“Aplaudimos su labor porque este era un trabajo que nadie antes se preocupó por hacer, ni en pasadas administraciones hubo atención y sin el resguardo de la comunidad esos espacios se vuelven nichos de delincuencia creciente”, agregó.

 

La presidenta de la comisión de Educación en el Congreso del Estado, refirió que nunca la violencia va a ser justificada a cambio de ningún acto, necesidad, condición o pelea, y no se debe tolerar actos de impunidad.