En el marco de la Semana de Formación Permanente, obispos de México se reunieron con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para  un diálogo fraterno y propositivo con la voluntad de construir entre todos una sociedad más justa, reconciliada y en paz.

 

Los puntos principales del encuentro fueron los siguientes: presentación del proyecto de gobierno para la próxima administración, preocupación mutua por la atención de los temas como: pobreza, migración, violencia, corrupción, impunidad, vida y libertad religiosa para todas las confesiones y establecimiento de un puente de diálogo cercano y permanente.

 

Este primer encuentro ha sido una oportunidad para gestar un diálogo cívico y abierto en favor de la construcción de un país responsable.