Diputados de Guatemala y el embajador de ese país en México pidieron al Gobierno Federal y al Senado de la República su apoyo para que haya justicia en el crimen de migrantes de ese país, ocurrido en Camargo, Tamaulipas, el pasado 22 de enero. 

 

Senadoras de Morena, integrantes de las comisiones de Derechos Humanos y de Asuntos Fronterizos y Migratorios, se reunieron, de manera presencial, con una delegación de parlamentarios guatemaltecos.  

 

El encuentro fue encabezado por la senadora Martha Guerrero Sánchez, de Morena, quien consideró lamentable y doloroso que esta visita se realice en el marco de la tragedia “que nos enluta a los dos países”. 

 

Manifestó la disponibilidad de las senadoras para ayudar a que se imparta justicia en este caso y propuso trabajar en conjunto para que no se repitan este tipo de tragedias en territorio mexicano. 

 

Tenemos información de que gran parte de los responsables están presos, pero también presionaremos para que continúen y se aceleren las indagatorias por parte de las autoridades de Tamaulipas; se determine si aún hay coparticipes, se entreguen los cuerpos a los familiares y para que este crimen no quede impune. 

 

Martha Guerrero reconoció que frecuentemente las y los migrantes la pasan muy mal y, en algunos casos, llegan a ser víctimas de delincuentes, como ocurrió recientemente en Camargo. 

 

También aseguró que esta reunión es histórica y permitirá fortalecer la colaboración entre países, construir caminos de justicia y solidaridad para que no haya impunidad en este crimen, así como generar las mejores condiciones para garantizar seguridad a los migrantes en su paso por México. 

 

La presidenta de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, Bertha Alicia Caraveo Camarena, señaló la importancia de construir un plan para que la migración sea regular, ordenada y segura, acorde a las realidades y contextos de la región. 

 

La senadora María Celeste Sánchez Sugia realizó un pase de lista con los nombres de los indocumentados asesinados y pidió guardar un minuto de silencio en su memoria. Cada una de estas personas son parte de un contexto familiar y social, que los legisladores deben abordar como parte de su responsabilidad, mencionó. 

 

Comentó que miles de centroamericanos se arriesgan a ser víctimas de diversos delitos, al movilizarse de forma indocumentada, por lo que es importante impulsar el desarrollo en la región, hacerla más prospera, equitativa y justa,  

 

El diputado Carlos Barrera, coordinador de la bancada parlamentaria de la Unidad Nacional por la Esperanza en el Congreso de Guatemala, pidió el apoyo del Gobierno de México para esclarecer el asesinato de 16 guatemaltecos en el poblado de Santa Anita, municipio de Camargo, Tamaulipas, así como castigo a los responsables. 

 

Al reconocer, la disposición y sensibilidad del Senado para sostener esta reunión, se pronunció en favor de crear una agenda binacional para prevenir y garantizar la seguridad de los migrantes guatemaltecos que transitan por territorio mexicano hacia Estados Unidos. 

 

Agradeció que existe un acompañamiento por parte de la Fiscalía General de la República, la Secretaría de Relaciones Exteriores y de otras instituciones mexicanas para atender el caso. 

 

El embajador de Guatemala en nuestro país, Mario Adolfo Búcaro Flores, coincidió en que se trata de una reunión histórica porque marca el inicio de un trabajo conjunto por la verdad, la justicia, la reparación del daño a las víctimas y “para que esto no vuelva a suceder”.  

 

En tanto, el diputado guatemalteco, Mario Ernesto Gálvez Muñoz, expresó que las familias afectadas quieren tener la certeza de que los cuerpos son sus familiares y que podrán contar con sus restos para sepultarlos de acuerdo con sus tradiciones. 

 

La senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre coincidió en la necesidad de crear un corredor humanitario de migrantes que se dirigen a Estados Unidos desde distintos países de América, mismo que se debe discutir entre los países involucrados 

 

Afirmó que el reto del actual Gobierno de México consiste en revertir la filtración de elementos policiales y militares en el crimen organizado, así como de esclarecer y castigar todos los crímenes ocurridos en el país anteponiendo la justicia. 

 

En el encuentro también participó la senadora Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo e integrantes del Congreso de Guatemala.