El Procurador, José Antonio Aquiahuatl Sánchez, rechazó que en el estado de Tlaxcala, exista la disputa entre bandas del narco por “la plaza” para la venta de combustible robado, pues ninguna de las investigaciones  relacionadas con este ilícito, han confirmado que existan estas células delictivas en la entidad.

 

En este sentido  reconoció que el robo de  hidrocarburo ha tomado otras dimensiones en la entidad, no obstante  mencionó que las  personas que han sido detenidas por  este delito,  no son originarias del estado de Tlaxcala,  pues la gran mayoría de estos delincuentes han sido detenidos son de los estados de Veracruz, Hidalgo y Puebla.

 

Aquiahuatl Sánchez, sostuvo que estos delincuentes en realidad utilizan al estado como punto de cruce para sus actividades ilícitas, no obstante reveló  que las personas que han sido detenidas  y que son originarias de Tlaxcala, han sido “enganchadas” por estos delincuentes.

 

“Nosotros en la información oficial que tenemos, no tenemos identificadas ningún tipo de bandas, sino que son hechos que no hemos por lo menos de manera oficial, establecer que son una banda delictiva como se maneja, sino que son diferentes personas que se han dedicado o que se han involucrado en las diferentes modalidades de este delito, desde lo que es la venta o resguardo, que es el mayor problema que tenemos en Tlaxcala, la venta de hidrocarburo que ha sido extraído en el estado de Puebla.”

 

Puntualizó que las personas que han sido puestas a disposición de la Procuraduría, ha sido por la venta ilegal del hidrocarburo y no por la extracción de combustible.

 

El Procurador del  Estado, reconoció que la zona sur de Tlaxcala  que colinda con el municipio de San Martín Texmelucan Puebla, se ha convertido en un punto rojo en estos momentos, y las personas que han resultado lesionadas o ejecutadas por estos enfrentamientos, el 90 por ciento son de otras entidades, lo cual confirma que  la entidad territorialmente es el cruce de Chingahuapan a San Martin y del Estado de México a Veracruz.

 

Finalmente destacó el aseguramiento de 9 pipas que transportaban combustible  de dudosa procedencia, como resultado de la coordinación que existe entre las diferentes corporaciones de seguridad en el estado.