El alcalde de Terrenate, Felipe Fernández Romero,  destacó que esta comuna intenta blindarse en el robo de hidrocarburo,  puesto que este problema no se ha erradicado en la entidad, y se ha detectado su  presencia  en esta demarcación  que tiene colindancia con el vecino estado de Puebla.

 

Señaló que han  hecho rondines, se  han  instalado “puestos base” en las entradas del municipio, sin ningún horario y  apoyados por  el ejército, en específico el destacamento que se ubica en Huamantla, así como por  la Comisión Estatal de Seguridad (CES), cuyo titular Herve Hurtado ha visitado la comuna para establecer acciones de coordinación. 

 

Reconoció que los elementos  policiacos de su municipios no tienen seguro de vida, esto porque son muy pocos los que logran pasar los exámenes de control y confianza; por lo que siguen con el trabajo de poder seleccionar, ya que esto es complicado por los requisitos, además de considerar que sería una gasto obsoleto, ya que al no pasar sus exámenes son dados de baja y en tanto ya se pagó el seguro.

 

Argumentó que  a su arribo como presidente municipal,  empezó  con cuatro policías armados, actualmente suman 46 de los cuales el 50 por ciento cuenta con arma de fuego;  en este aspecto se negó a precisar cuántos efectivos están armados  para hacer frente a la delincuencia, pues dijo que ese trata de información reservada en materia de seguridad.

 

El edil precisó que uno de los principales problemas que enfrentan  en la demarcación  es el vandalismos, las riñas, y los pleitos familiares, pero otras cuestiones  no tienen presencia, no obstante reconoció estar preocupado por la presencia de huachicoleros.


 

 

 

1

 

 

1