El Dirigente del “Movimiento Antorchista”, José Orlando Isidro,  aseguró que en la entidad  existen más 400 mil  familias en pobreza y en la informalidad, cuya situación es más crítica debido a que muchos de los pilares de estos hogares se quedaron sin empleo y sin recursos por la contingencia sanitaria del COVID-19.

 

Argumentó que el Gobierno del Estado y los Ayuntamientos no están atendiendo el problema  que se da al interior de los hogares, lo cual se debe a que vivimos en una sistema  donde  si queremos satisfacer nuestras necesidades básicas hay que tener dinero, pues a través de él es como se pueden resolver muchas situaciones.

 

Añadió que para tener dinero hay que  trabajar, hacernos de ingresos vía salario, y es así como podemos satisfacer los problemas que existen al interior de los hogares.

 

 En este orden sostuvo que en Tlaxcala viven 400 mil familias que tienen un trabajo informal, sin seguro social  y otras cuestiones que el patrón se resiste a cumplir, “estamos hablando que un 40 por ciento de la población en Tlaxcala se ve en serias dificultades  con este problema de salud.”

 

Estas personas que  normalmente tenía ingresos, pero que no alcanzaba para resolver sus necesidades básicas para solventar los alimentos, la ropa, renta, vestido, educación, salud, hoy se ha empeorado la situación.

 

Dejó claro que Antorcha esta encausando esta demanda, para que estas familias se les ayuden, para que las autoridades hagan más equitativa esa situación que viviendo la gente más vulnerable, la más empobrecida.

 

Reveló que en estos momentos, existen muchas personas que no tienen que comer en estos momentos, hacen falta políticas sociales, y una de ellas podría ser la creación de un programa nacional de abastecimientos de alimentos para toda la gente que no puede trabajar  porque se encuentran en casa.