La crisis de esa nación debe resolverse con los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos.

 

Senadoras y senadores de Morena expresaron su más enérgico repudio a cualquier posible intervención extranjera, particularmente si es de carácter militar, en los asuntos internos de Venezuela.

 

Consideraron que la situación en ese país debe resolverse de acuerdo con los principios de la no intervención y autodeterminación de los pueblos. Nada justifica la intromisión extranjera, subrayaron.

 

Al presentar este posicionamiento en conferencia de prensa, el senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, informó que dicha postura ha sido suscrita hasta el momento por 42 legisladoras y legisladoras. Probablemente se adhieran más firmas a este documento, comentó.

 

Precisó que se rechaza cualquier posibilidad de intervención extranjera, sea del país que sea. No tiene nada que ver con una valoración o juicio de los asuntos internos de aquel país, sino que creemos en el principio de no intervención. No queremos juzgar una situación que compete solamente a los venezolanos, precisó.

 

Dijo que ningún país de América Latina debe convertirse en una pieza en el ajedrez de las potencias internacionales. Es algo que debemos evitar a toda costa.

 

Vasconcelos señaló que tampoco se trata de revivir en esta época “doctrinas mañosas”, como la Doctrina Monroe. Simplemente queremos subrayar el valor de la soberanía de los países latinoamericanos y por eso decimos “Latinoamérica para los latinoamericanos”.

 

La senadora Citlalli Hernández, de Morena, expresó la preocupación que existe por la crisis que se vive en esa nación, pero también por el riesgo de que se pueda generar un mecanismo sistemático para intervenir en los asuntos de otros países en América Latina.

 

A su vez, su compañera de bancada, Gloria Sánchez Hernández, destacó la urgencia del diálogo para encontrar una solución pacífica al conflicto. Además, dijo que la Constitución es muy clara en materia de política exterior y “como senadores estamos obligados a vigilar se cumplan los principios que establece”.

 

El senador morenista, José Narro Céspedes respaldó la decisión del gobierno mexicano de crear instrumentos en favor del diálogo y la paz en Venezuela. Opinó que es claro que hay proceso de intervención extranjera que busca desestabilizar aquel país. México debe estar en contra de esas prácticas políticas porque confía en que los pueblos sean los que decidan cómo resolver sus conflictos y problemas.

 

En tanto, el senador Cristóbal Arias, de Morena, indicó que respeta la libre autodeterminación de los pueblos. No obstante, reconoció que le preocupan “las serias denuncias” que hay en Venezuela sobre derechos humanos y en irregularidades en procedimientos electorales.