La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), encabezada por Román Meyer Falcón, llevó a cabo el Tercer Foro Estatal de Consulta, esta vez en la Ciudad de México, con la intención de dialogar y analizar las propuestas para integrar el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2014.

 

"Este documento marca el rumbo que tendrá que tomar el país para los próximos seis años; es una contribución colectiva que retoma las voces, las ideas, las inquietudes de una buena parte de la ciudadanía que está exigiendo resultados", dijo Javier Garduño, Director de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional de la SEDATU, a nombre de Meyer Falcón.

 

En el foro, realizado en la Antigua Sede del Senado de la República, participaron la Secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez; la delegada federal de Programas Integrales de Desarrollo en la Ciudad de México, Cristina Cruz Cruz, entre otros funcionarios federales y del gobierno de la ciudad.

 

Durante el conversatorio se analizaron los tres ejes estratégicos que contendrá el Plan Nacional de Desarrollo: Justicia y Estado de Derecho; Bienestar; y Desarrollo Económico, temas en donde diversas organizaciones sociales, así como especialistas, presentaron propuestas.

 

Garduño detalló que el plan establece tres ejes transversales cuyas visiones deberán ser consideradas en cada una de las estrategias que ejecuten las dependencias del Gobierno de México: igualdad de género, no discriminación e inclusión; combate a la corrupción y mejora de la gestión pública.

 

"Parte importante de la ciudadanía quiere ver representadas sus preocupaciones, sus ideales, sus visiones y que este Plan Nacional de Desarrollo sea el momento articulador de esa visión del país", agregó el funcionario de la SEDATU.

 

Para fortalecer los ejes generales y transversales, durante el mes de marzo, la SEDATU realizó tres foros: en el Estado de México, Hidalgo y en la Ciudad de México; así como consultas ciudadanas, con el objetivo de alinear el Plan Nacional a las características de cada región.

 

Cabe señalar que el Sistema Nacional de Planeación Democrática establece que el Plan Nacional de Desarrollo será elaborado con las opiniones y aportaciones de la ciudadanía; de esta manera, no sólo será un documento legal; sino también democrático. 

 

El Plan Nacional de Desarrollo 2019–2024 debe ser aprobado por el Congreso de la Unión, una vez que haya pasado por un proceso abierto y deliberativo, que incluya la voz de los órganos autónomos, los gobiernos estatales, así como de grupos de atención prioritaria, comunidades indígenas, académicos, empresarios, ciudadanos y sociedad civil.