El gobierno de AMLO ofrece a cambio pagar a abuelas que cuiden a sus nietos

 

Diputados protestan en San Lázaro por la reducción de recursos a estancias infantiles. Foto: Leslie Pérez / El Heraldo de México El gobierno federal retirará el subsidio a las instancias infantiles y, a cambio, otorgará mil 600 pesos bimestrales a las jefas de familia para que decidan en dónde dejar a sus hijos, lo que incluye que los menores puedan ser cuidados por sus abuelitas, confirmó la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel.

 

El nuevo programa registra un recorte de 150 pesos mensuales, pues mientras que en el sexenio pasado se otorgaban 950 pesos al mes a los 330 mil niños beneficiados, ahora será de 800 pesos. También se limitó a jefas de familia que no cuenten con un esquema de seguridad social como IMSS o ISSSTE y que tengan hijos de cero a dos años con 11 meses, a excepción de los menores con discapacidad, en esos casos se permitirán que tengan tres años y recibirán mil 900 pesos al mes.

 

    “La política social a nivel mundial va encaminada a que las transferencias monetarias sean directas para que los beneficiados en su libre derecho decidan a dónde van a llevar a sus hijos y que se pueda dar una atención, algunas pueden decidir tenerlos en casa y que alguien los apoye”, informó ante senadores de Morena.

 

Según la funcionaria había estancias infantiles que cobraban un monto adicional al subsidio, que en promedio era de 870 pesos mensuales, pero en algunos casos ascendía a los tres mil pesos.

 

    “Nosotros haremos la transferencia y los padres podrán elegir a qué estancia llevar a sus hijos”, agregó.

 

Minutos antes, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, detalló que para este programa el gobierno federal destinará más de dos mil millones de pesos.

 

    “Con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar, quizá mejor a los niños que las propias estancias infantiles. ¿Me explico? Dar flexibilidad a los padres de familia y no atarse con estancias infantiles en particular”, expresó.

 

Por la mañana y por segundo día consecutivo personal de estancias infantiles y adres de familia se manifestaron en el Zócalo capitalino y en distintos puntos de la Ciudad de México para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador no recortar el presupuesto que reciben anualmente.