El pasado 22 de diciembre, Padrés el exmandatario panista de Sonora, solicitó al presidente López Obrador su ayuda para acabar con el “sistema represor”

 

En noviembre de 2016, el exgobernador de Sonora, Guillermo Padres Elías, acudió al Reclusorio Oriente. FOTO: CUARTOSCUROLa Secretaría de Gobernación analiza incorporar a su lista de presos políticos a los exgobernadores Guillermo Padrés (Sonora) y Eugenio Hernández (Tamaulipas). El primero acusado de defraudación fiscal equiparada, y el segundo, de peculado y lavado de dinero.

 

“Ya se acaba la persecución por consigna, como lo hacían antes. Eso termina. Es apego estricto a la legalidad y eso es lo que estamos haciendo”, confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Incluso, el mandatario informó que el pasado viernes recibió durante su gira de trabajo por Reynosa, Tamaulipas, una carta de manos de las hermanas del exgobernador priista.

 

“Nosotros no estamos rechazando a nadie y se está haciendo una revisión, actuando con mucha responsabilidad y buscando que se haga justicia, que en efecto se trate de consignas políticas para mantener en la cárcel a personas, muchos que les han dilatado demasiado su sentencia, que no les resuelven aun cuando no hay elementos desde el punto de vista jurídico”, agregó.

 

El pasado 22 de diciembre, Padrés el exmandatario panista de Sonora, solicitó al presidente López Obrador su ayuda para acabar con el “sistema represor” que lo ha mantiene preso desde hace dos años.

 

“Elevo la voz señor presidente para pedirle que me ayude y acabe con este sistema represario que me tiene como preso político. Le pido que me ayuda a que respeten mis derechos y me den la libertad”, indicó el expanista acusado de defraudación fiscal equiparada.

 

Desde diciembre, Olga Sánchez, titular de Segob, informó que prepara una mesa de reconciliación nacional y de justicia, en la que se analizarán cada uno de los casos.

 

Incluso, la ministra en retiro detalló que cuenta con una lista con por lo menos 176 presos políticos, que fue elaborado por la senadora de Morena, Nestora Salgado.