La Cámara de Diputados será sellada dos días antes de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como presidente. El Ejército y la policía de Ciudad de México se encargarán de bloquear los alrededores de la sede del Congreso en un radio de tres kilómetros a la redonda.

 

san_lazaro_bb100918.jpgLa presencia de jefes de Estado, primeros ministros, representantes de dignatarios, embajadores, agregados militares e invitados especiales ha generado un amplio despliegue de organización entre fuerzas de seguridad; incluso integrantes del servicio secreto de Estados Unidos han realizado recorridos e inspecciones tanto en el recinto parlamentario, como en las cercanías del mismo.

 

El cierre ya fue anunciado por la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros. Edna Sánchez, secretaria técnica de esa instancia, giró un memorando a los seis directores generales donde informó que Juan Carlos Cummings titular de la secretaría atendió un oficio enviado por el secretario técnico de la presidencia cameral, Ricardo Álvarez quien le anunció que el 29 y 30 de noviembre no habrá actividad alguna en las oficinas y diversas áreas que integran el recinto.

 

Los barrios de La Candelaria, La Merced y un área de la Colonia Guerrero significan un reto en materia de seguridad y logística para la organización de la toma de posesión de López Obrador. Son sitios populosos, y en ellos confluyen ciudadanos provenientes de toda la ciudad, porque ahí se desarrollan diversas actividades económicas y comerciales, sobre todo los días sábado.

 

- Con información de La Jornada