Debido a la falta de condiciones por el deterioro de la infraestructura, en 25% de las escuelas se decidió adelantar el cierre del ciclo escolar o modificar horarios

 

Al menos 25% de las escuelas del país, han adelantado o adelantarán el cierre del ciclo escolar 2023-2024 por las altas temperaturas, ajustarán horarios o continuarán con clases en línea, ante la inexistencia de condiciones que permitan a estudiantes y docentes estar en las aulas, debido a la falta o deterioro de la infraestructura y servicios básicos, advirtió Mexicanos Primero.

 

Lanzan críticas

 

“Cuando las escuelas deben cerrar porque su infraestructura no soporta las inclemencias climáticas, es tiempo de revisar las prioridades en la inversión del sistema educativo mexicano”, advirtió la organización.

 

Mexicanos Primero destacó que Chihuahua, Sinaloa y San Luis Potosí adelantarán el cierre del ciclo escolar, mientras que Durango y Tamaulipas cerrarán las escuelas para continuar con clases en línea, en tanto que Guanajuato modificará los horarios escolares.

 

Mientras que en Michoacán, en zonas rurales ha dejado de asistir un alto porcentaje de estudiantes al no existir condiciones para soportar las altas temperaturas y en Jalisco culminarán el  ciclo escolar el próximo 9 de julio y no el 16, para regularizar a quienes presentan algún nivel de rezago.

 

“Todo gobierno tiene el deber de garantizar el derecho a la educación. Para que cada niño ejerza plenamente su derecho a aprender se necesita que las escuelas cuenten con lo mínimo en infraestructura, servicios y un maestro formado en cada grupo durante todo el ciclo escolar. En este ciclo escolar, lo básico en las escuelas no se garantizó y las condiciones climáticas, así como la escasez de agua provocaron que las autoridades estatales hayan tomado la decisión de adelantar el cierre del ciclo escolar, modificar los horarios u optar por la modalidad en línea”, reprochó.

 

La organización alertó sobre el hecho de que en  medio de las altas temperaturas, diariamente, miles de niños corren riesgo de enfermedades causadas por la falta de agua o llegan a escuelas sin ventilación porque no tienen servicio de electricidad.

 

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), 26 mil 463 de las 238 mil escuelas de educación básica y media superior en México, no cuentan con servicio de electricidad, 56 mil 109 operan sin agua, 43 mil 558 no tienen lavamanos y existen 5 mil 950 escuelas sin sanitarios, por lo que, en total 4 de cada 10 escuelas carecen de los 4 servicios básicos completos.

 

 Mexicanos Primero ha estimado que para que las y los estudiantes lleguen a escuelas de preescolar, primaria, secundaria y media superior con condiciones mínimas en infraestructura y servicios se requiere una inversión de 51 mil 932 millones de pesos, gasto que equivale al 0.15% del Producto Interno Bruto (PIB).