Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer en un comunicado que la aplicación de una serie de medidas operativas y comerciales podría generar una mejora en su balance financiero de 2018 por 30 mil millones de pesos.

 

Una instalación de Pemex. Foto: Tomada de cofece.mxFrente al déficit originalmente aprobado por el Congreso de la Unión de 79 mil 414 millones de pesos, dichas medidas arrojarían un déficit de aproximadamente 49 mil 414 millones.

 

En paralelo, Pemex redujo sus perspectivas de endeudamiento para 2018 a fin de financiar exclusivamente su déficit actualizado y hoy colocó en los mercados internacionales de deuda un bono por 2 mil millones de dólares estadunidenses con vencimiento a 10 años (hasta enero de 2029) y otorga una tasa de rendimiento al inversionista de aproximadamente 6.5%.

 

Los recursos que genere esta emisión se utilizarán para cumplir con el programa de inversión de Pemex y liquidar o refinanciar deuda. Con esta operación se fortaleció el nivel de caja para el cierre de 2018 y se garantiza la liquidez de la empresa para el inicio de 2019, se establece en el comunicado.

 

 

Las colocaciones de deuda del presente año se enfocaron en cumplir el plan de negocios de la empresa productiva del Estado y en esta última se mantuvo comunicación con el equipo de transición de la próxima administración federal.

 

En esta transacción se contó con la participación de inversionistas de Estados Unidos, Europa, Medio Oriente, Asia y México, principalmente, con una demanda de 5.9 veces el monto colocado. Los agentes colocadores de este instrumento fueron HSBC, J.P. Morgan, Scotiabank y UBS.

 

A decir de Pemex, la operación refleja la confianza de los inversionistas en la petrolera mexicana y sus perspectivas de que continúe su buen manejo financiero.