Hallaron nuevos vestigios en la llamada barranca de la Carnicería, aledaña al basurero de Cocula

 

A unos días de que se cumplan siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la Fiscalía General de la República (FGR) abrió ayer a los medios de comunicación una diligencia en la llamada barranca de la Carnicería, aledaña al basurero de la, en Guerrero, donde encontró los restos de los estudiantes Jhovani Guerrero de la Cruz y Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre, identificados por la Universidad de Innsbruck, y que derrumbaron, según la institución, la llamada “verdad histórica” del anterior gobierno.

 

El titular de la Fiscalía Especial en Investigación , Omar Gómez; el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas; así como personal de la Comisión Nacional de Búsqueda encabezaron la diligencia en la que presumieron los avances alcanzados en los más de ocho mil metros intervenidos por peritos, antropólogos e ingenieros.

 

La barranca de la Carnicería, ubicada a 800 metros del basurero de Cocula, es donde se encontraron nuevos hallazgos y evidencia. Indicó que más de 20 testigos están colaborando con la FGR en las nuevas diligencias que se han realizado sin parar, pese a la pandemia de COVID-19.

 

En este marco, Gómez Trejo anunció que van contra peritos y ministerios públicos que manipularon la evidencia del caso en la administración pasada.